Navigate / search

Universitarios del Colegio de Mayagüez apuestan a su ingenio

ORIGINAL DEL PERIODICO PRIMERA HORA

Por: Lester Jiménez

 

Por años han representado a Puerto Rico en distintas
competencias estudiantiles en el exterior y en más de una ocasión han sido
premiados por su calidad.

Hoy necesitan nuestro respaldo para volver a brillar en un
concurso internacional.

Unos 32 estudiantes del equipo RUM Racing, del Colegio de
Mayagüez, trabajan en el diseño y confección de un auto todoterreno que
competirá en el evento Baja SAE, Collegiate Design Series del 27 al 30 de abril
de 2017 en Gorman, California.

“El reto es crear el vehículo con un motor de diez caballos
y 14.5 libras/pies de torque, que sea todo terreno que pueda pasar por tierras
y montes sin sacrificar la velocidad. Lo más difícil es lograr ese balance
entre ir rápido y tener fuerza para sobrepasar los obstáculos”, contó Christian
López, capitán del equipo.

Para el evento, el grupo tuvo diseñar y fabricar el vehículo
siguiendo las especificaciones del concurso. Una vez en California, la
competencia se dividirá en dos partes: el evento estático y dinámico.

“En el evento estático tenemos que hacer una presentación de
costos, una de venta y otra de diseño. Básicamente, hacer un ‘overview’ general
de cómo hicimos el carro y cómo
funciona. Si lo voy a vender, en cuánto lo vendería, cómo lo mercadeo,
etcétera, y presentarlo ante un panel de jueces que simbolizan una directiva de
una compañía. La idea es convencerlos  de
que nos compren nuestro producto”, narró López.

“En la competencia dinámica se realizan pruebas de
aceleración, pruebas de torque, que en el caso de California es subir una
colina de unos 50 grados de inclinación, una prueba de suspensión que consiste
en superar varios obstáculos y, la más difícil, que es un enduro de cuatro
horas compitiendo contra otras 100 universidades”, destacó.

El proyecto RUM Racing comenzó en 1979 y desde entonces ha
participado en numerosas competencias internacionales. Incluso, han sido
premiados en más de una ocasión por sus proyectos de ingeniería.

Sin embargo, el esfuerzo de estos jóvenes que llevan meses
inmersos en esta faena, podría dar al traste si no consiguen los fondos
necesarios para terminar de construir el vehículo y costear los gastos del
viaje.

“Para poder llegar a la competencia, tenemos que costear la
transportación del vehículo y también de nosotros. Además, el costo de
hospedaje, transportación y dieta. Estimamos que vamos a necesitar entre
$10,000 y $12,000 sin contar la comida. Además, hace falta comprar algunas
piezas para el auto”, sostuvo Kevin Rosado, cocapitán del grupo RUM Racing.

Para ello, el equipo
solicita la ayuda de empresas que quieras auspiciarles para poder
cumplir su meta. Algunas empresas como General Motors, Crowley y UPS ya le han
dado la mano, pero necesitan más ayuda.

Leave a comment

name*

email* (not published)

website